Define tus metas

Todos buscamos un cambio en algún momento de nuestra vida, pero si no tienes las metas totalmente claras, el porcentaje de fracaso aumenta considerablemente.

¿Cuántas veces has pensado en querer modificar algún aspecto de tu vida? Ya sea mudarte de casa, hábitos, amigos, color de pelo…

Esto es inherente al ser humano, y por ello, hoy te voy a desglosar un aspecto que me parece fundamental para conseguir el éxito en estas modificaciones.

Objetivos claros para tomar acción

Algún amigo, familiar o tú mismo has pensado estas frases en algún momento, por lo que te resultarán muy conocidas.

“Voy a empezar el gym”

“El lunes me pongo a “comer bien”

“Este año quiero perder peso”

Todos estos propósitos están bien, mejor una actitud positiva que bajarse de la vida y tirar por el mal camino, pero aun así no es suficiente para poder avanzar.

Estos objetivos están muy dispersos, sin unas pautas claras ni unas medidas para tomar acción. Con unas metas tan difusas no podemos crear un plan, y si no tienes un plan el fracaso está asegurado.

En cambio, marcando metas específicas lo vas a ver de una forma totalmente distinta.

Tomando el ejemplo de empezar el gym, vamos a darle forma y ser más precisos:

“Voy a empezar en el gimnasio un par de meses, entrenando los lunes, miércoles y viernes de 7AM-8AM. Iré antes del trabajo para poder tener tiempo a todas las tareas y obligaciones del día. A partir de los 2 meses evaluaré la situación y en base a ello aumentaré días de entrenamiento o modificaré el horario”.

Lo mismo con el objetivo de empezar a comer bien o bajar de peso:

“Este año quiero perder peso, por ello voy a hacer 3 comidas al día (desayuno a las 9, comida a las 15 y cena a las 21). En estas comidas voy a consumir fruta/verduras y proteínas suficientes, además de hidratos de carbono los días que haga fútbol. Además, debo moverme más por mi trabajo sedentario, así que, iré al trabajo andando (20 min ida y 20 min vuelta) para aumentar mi actividad cotidiana”.

"Los pequeños detalles marcan grandes diferencias"

¿Ves la diferencia? Al especificar los objetivos te vuelves más meticuloso y te “obliga” a organizar tu vida y a marcarte un plan.

Esto no implica que tenga que ser siempre así y no pueda haber cambios. Es más, debe haber cambios a medida que pasen los meses, ya que tendrás más datos para evaluar la situación y como respondes ante ello.

¿Entonces con esto ya es suficiente? ¿Voy a poder conseguir mis metas al detallarlas?

Pues no, esto tan solo es el primer paso para tomar acción y por suerte o por desgracia, se requieren varios pasos más para poder conseguir tus metas.

¡Vamos a por el segundo paso!

Fíjate en alguien que haya conseguido lo que tú quieres

Esto no tiene que confundirse con copiar tal cual. Cada persona tiene unas circunstancias concretas y una personalidad, por lo que siempre debes de ser tú mismo, pero, modelar el comportamiento y acciones de una persona que haya conseguido el éxito en tu campo, es sinónimo de resultados positivos.

Si quieres conseguir los ansiados abdominales, ¿de quién deberías de tomar ejemplo? ¿Del monitor del gym con tableta o del obrero con barriga?

En el caso de querer crear un negocio online, ¿te fijarías en una persona que viva de su negocio online o de tu primo que tiene una ferretería en el pueblo?

Observar a l@s grandes triunfador@s de cada sector e instaurar sus acciones (en medida de lo posible) en tu día a día, te acercará más a llegar a ser esa persona en la que te quieres convertir.

En el caso de que no puedas por ti mismo, siempre puedes recurrir a pagar los servicios de un profesional y que te aporte sus herramientas y habilidades para ayudarte con tu fin.

Si quieres perder grasa, aumentar masa muscular, mejorar en algún deporte en concreto, tratar una patología, o simplemente mejorar tu salud, escríbeme al email info@nutrihealthgundin.com

Logra tus metas

Si quieres llegar a ser un profesional de basket, mírate videos de Kobe Bryan, Lebron o Michael Jordan. Léete sus libros y aprende todo lo que hacían en su rutina diaria y empieza ya mismo a aplicarlo. Si lo haces correctamente, tienes mucha paciencia y trabajas duro (teniendo ciertas habilidades de base, si mides 1,50 estará jodido el tema) podrás llegar a conseguirlo.

Lo mismo a la hora de montar una empresa. Puedes contratar a un mentor de tu campo, que haya montado empresas de éxito anteriormente, y que te enseñe todo lo que ha aprendido durante años.

Este segundo punto puede resultar clave para avanzar mucho más rápido y conseguir resultados al igual que lo han hecho grandes personalidades.

Recuerda, márcate objetivos específicos y modela las acciones de personas exitosas. Estas dos estrategias son herramientas muy poderosas para poder avanzar en la consecución de tus objetivos y ayudarte a ser la persona que quieres llegar a ser en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.